Protocolo para la Intervención en Crisis de Salud Mental en el Recinto

Información

  • Fecha de Efectividad: Jueves, 27 Febrero 2014
  • Fecha de Aprobación: Jueves, 27 Febrero 2014
  • Autoridad Nominadora: Ethel Ríos Orlandi, M.Sc., Ph.D., Rectora
  • Circular Núm.: 34
  • Número Control de Normativa (# de OPSA): RRP Núm. 1 (2013-2014)
  • Año Fiscal: 2013-2014
  • Oficina Responsable: División de Seguridad y Manejo de Riesgo (DSMR); Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil (DCODE)
  • Oficinas Concernidas: Decanato de Estudiantes, Decanoto Auxiliar de Servicios al Estudiante, Oficina de Movilidad Internacional, Residencias Estudiantiles
  • Vigencia: Vigente
  • URL: http://opsa.uprrp.edu/x9k
  • Notas (internas):

    --

 

27 de febrero de 2014

CIRCULAR NÚM. 34, AÑO 2013-2014

A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA

Ethel Ríos Orlandi, M. Sc., Ph.D.
Rectora Interina

NOTIFICACIÓN DE NORMATIVA EN EL RECINTO DE RÍO PIEDRAS

Se informa a la comunidad universitaria la aprobación del Protocolo para la Intervención en Crisis de Salud Mental en el Recinto (en adelante, el "Protocolo"). Pueden acceder a la normativa en la página web de la Oficina de Políticas Sistemas y Auditorías (OPSA), a través del siguiente enlace: http://opsa.uprrp.edu/index.php/x9k. Mediante esta normativa, el Recinto adopta "un procedimiento claro y sencillo para el manejo de emergencias en las que un estudiante, empleado o visitante se encuentre en un estado de crisis de salud mental".

Destacamos la labor del Comité Ad Hoc en la elaboración de este Protocolo. Nuestro sincero agradecimiento a este distinguido personal: Dr. Guillermo Bernal (Instituto de Investigaciones Psicológica); Dra. Mayra Chárriez (Decanato de Estudiantes); Dra. María Isabel Jiménez (Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil); Sr. Carlos Ruiz (División de Seguridad y Manejo de Riesgos); Dr. Víctor H. Quiroz (Departamento de Servicios Médicos); Sr. Nathanael Luciano Arocho (Programa de Ayuda al Empleado); Srta. Jazmín Ocasio Díaz (Oficina de Igualdad de Oportunidades en el Empleo); Lcdo. Marcos Díaz Galarza (Oficina de Asesoramiento Jurídico); Lcdo. Rafael Texidor (Oficina del Procurador Estudiantil); y demás funcionarios( as) que aportaron su tiempo y peritaje en pro de nuestra institución.

Una vez constituido este Comité Evaluador, tendrá la encomienda de analizar la implementación, efectividad y eficiencia del Protocolo; coordinar las revisiones semestrales al mismo; coordinar los adiestramientos al personal de los Componentes llamados a intervenir ante una crisis de salud mental, entre otras (véase, Sección V.C.).

Este protocolo es un elemento importante para la seguridad de la comunidad universitaria, por lo que confiamos en su acostumbrada colaboración.

Para información adicional, pueden comunicarse con el personal de OPSA a la extensión 84019.

Reciban mis saludos solidarios.

 

PROTOCOLO DE INTERVENCIÓN EN CRISIS DE SALUD MENTAL EN EL RECINTO

 

INTRODUCCIÓN

La Universidad de Puerto Rico tiene una responsabilidad con la comunidad universitaria de fomentar la calidad de vida de sus miembros y el sostenimiento de un espacio académico y laboral idóneo. Esta responsabilidad convierte en proyecto urgente el establecimiento de guías, claras y sencillas para el manejo de situaciones de emergencia o crisis de salud mental en los predios del Recinto.

El siguiente protocolo de intervención se aplicará a situaciones donde un estudiante, empleado o visitante, exhiba atravesar una crisis de salud mental, en el ámbito jurisdiccional del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico.  El mismo servirá para coordinar los esfuerzos de los funcionarios universitarios de los componentes del Recinto llamados a intervenir para el manejo de dichos incidentes. 

I. PROPÓSITO

El propósito de este protocolo es establecer un procedimiento claro y sencillo para el manejo de emergencias en las que un estudiante, empleado o visitante se encuentra en un estado de crisis de salud mental.  También procura reconocer expresamente cuáles son las responsabilidades específicas de aquel personal, que en el descargo de sus funciones, está llamado a intervenir en dichas situaciones.

II. INTERPRETACIÓN Y DEFINICIONES

Para fines de este protocolo, todo término utilizado para referirse a una persona o puesto se refiere a ambos géneros.  Las palabras y frases utilizadas en este protocolo serán interpretadas según el contexto en que sean utilizadas y según han sido definidas para efectos del mismo.  Aquellas palabras o frases no definidas,  tendrán el significado sancionado por el uso común y corriente.  Corresponderá a la Autoridad Nominadora, en primera instancia, resolver cualquier controversia en relación con las disposiciones de este protocolo o con situaciones no previstas en el mismo, de conformidad con las secciones 19.3.1 y 19.4 del Reglamento General de la Universidad de Puerto Rico.1 

Comité Evaluador: comité compuesto por un miembro de cada Componente que tendrá la encomienda de evaluar la implementación, efectividad y eficiencia de este protocolo en la coordinación de los esfuerzos para el manejo de una crisis de salud mental. 

Componente: término utilizado para referirse a aquella unidad o dependencia del Recinto que participa en la respuesta y manejo de una crisis de salud mental.

Crisis de salud mental: cualquier situación de emergencia en la que una persona en crisis: 1) intente causar daño físico inmediato a sí mismo, a otros o a la propiedad; o, 2) haya manifestado amenazas que fundamenten anticipar el mismo resultado; y, 3) manifiesta conducta que indique que su salud mental puede deteriorarse sustancialmente de no ofrecérsele un tratamiento adecuado a tiempo.

Comunidad Universitaria: se refiere al conjunto compuesto por empleados y estudiantes del Recinto. 

Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil: será el componente que brindará seguimiento cuando la persona en crisis sea un estudiante.  También asistirán en aquellos casos en los que la persona en crisis sea un estudiante de la Escuela Secundaria de la Universidad de Puerto Rico que se encuentren tomando cursos de nivel graduado o esté situado en predios del Recinto, a modo de transición, en lo que los consejeros profesionales de la escuela asumen el rol protagónico. 

Departamento de Servicios Médicos: será el componente que brindará atención médica a la persona en crisis que sufra afecciones y/o condiciones que arriesguen su vida. 

División de Seguridad y Manejo de Riesgos: será el Componente que realizará la intervención inicial cuando surja una crisis de salud mental en el Recinto y el que activará a los otros Componentes, según se dispone en este protocolo. 

Emergencia: un suceso o combinación de circunstancias en las que esté bajo inminente peligro la vida, la propiedad y/o la seguridad de cualquier persona y que requiera acción o remedio inmediato. 

Estabilizar: cuando una persona en crisis deje de representar un riesgo inminente para su seguridad, la seguridad de otros o la propiedad, y/o deje de manifestar una conducta que indique que su salud mental pueda deteriorarse sustancialmente de no ofrecérsele un tratamiento adecuado a tiempo.

Estudiante: se refiere a toda persona que esté matriculada en uno o más cursos de cualquier naturaleza o propósito en cualquiera de las unidades del Recinto. Las personas que se dan de baja del Recinto luego de alegadamente incurrir en conducta en contravención de las disposiciones del Reglamento General de Estudiantes, o que no están matriculadas oficialmente durante un periodo lectivo en particular pero que mantienen una relación de continuidad con la Institución, o a quienes se les ha notificado que han sido admitidos a la Universidad, también serán considerados “estudiantes”.  El término también incluye a las personas que residan en las residencias estudiantiles, aunque no se encuentren matriculadas y a los estudiantes de la Escuela Secundaria de la Universidad de Puerto Rico. 

Empleado: se refiere a todo el personal docente de la enseñanza, incluyendo profesores e investigadores visitantes y al personal no docente.

Horario laboral: comprende el periodo de trabajo regular, es decir, de lunes a viernes desde las 8:00 a.m. a 12:00 p.m. y 1:00 p.m. a 4:30 p.m., o, el horario en que regularmente ofrece servicios el Componente de manejo de crisis de salud mental, según aplique.  

Ley 67: se referirá a la  “Ley de la Administración de Servicios de Salud Mental y contra la Adicción”, Ley Núm. 67 de 7 de agosto de 1993, según enmendada, 3 LPRA §§ 402-402s.

Ley 408: se referirá al “Código de Salud Mental de Puerto Rico”, Ley Núm. 408-2000,según enmendada, 24 LPRA §§ 6152-6166g, en el cual se dispone para la solicitud de una orden de reclusión involuntaria, entre otros asuntos.

Programa de Ayuda al Empleado: Componente adscrito a la Oficina de Recursos Humanos del Recinto.  Éstos asistirán en el manejo de una crisis de salud mental cuando la persona en crisis sea un empleado del Recinto.

PC: código utilizado para identificar a una “persona en crisis”. 

Persona en crisis: Se entiende que es un individuo que se encuentra en un nivel mínimo de funcionamiento o en un proceso de enajenación mental total para el cual se requiere una intervención de estabilización inmediata.

Recinto: se refiere a todas las dependencias, predios, terrenos y facilidades bajo el control del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, la Escuela Secundaria de la Universidad de Puerto Rico, Plaza Universitaria y cualquier instalación similar a ésta. 

Sistema 911: se referirá a los servicios de emergencia que provee el gobierno estatal, solicitados al marcar los dígitos 9 1 1, mediante un teléfono.

Visitante: se refiere a: (1) todo individuo que no sea un estudiante o empleado del Recinto; y, (2) que acude al Recinto con un fin legítimo. Esto incluye, pero sin limitarse a, los contratistas independientes.

III. ALCANCE

Este protocolo se activa en emergencias en las que un estudiante, empleado o visitante, exhiba una conducta que sea indicativa de que se encuentra en un estado de crisis de salud mental en el Recinto, según se define en este protocolo. Es responsabilidad del personal de la División de Seguridad y Manejo de Riesgos, el Departamento de Servicios Médicos, el Programa de Ayuda al Empleado y el Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil procurar el fiel cumplimiento de las disposiciones de este protocolo, en aquello que le sea aplicable a cada unidad, en atención al principio de asistencia mutua entre Componentes.

 IV. RESPONSABILIDADES

A. Asesor Legal

1. Asistir a los Componentes cuando les sea solicitado, en los casos en los que sea necesario procurar una orden de aprehensión y detención temporera bajo la Ley 408 y/o Ley 67.

B. Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil

1. Asistir a los demás Componentes en el manejo de una crisis de salud mental de algún estudiante;

2. En los casos de menores de 18 años, realizar un esfuerzo razonable por contactar al padre o madre con patria potestad o custodia o a su tutor legal;

3. En los casos de personas en crisis de 18 años o más, realizar un esfuerzo razonable por contactar al familiar más cercano, contacto de emergencia o a su tutor legal, de ser necesario solicitar una orden de aprehensión y detención temporera bajo la Ley 408 y/o Ley 67 o si manifiesta intensiones suicidas o de automutilarse;

4. Tramitar las órdenes de aprehensión y detención temporera bajo la Ley 408 y/o Ley 67, y/o servir de testigos ante el tribunal, en los casos que amerite;

5. Mantener un registro de los incidentes de crisis de salud mental que le sean notificados y/o intervenga;

6. Ofrecer servicios de seguimiento voluntario a la persona en crisis para facilitar su reintegración a la universidad. 

 C. Departamento de Servicios Médicos

1. Asistir a los demás Componentes en la intervención con una persona en crisis, cuando le sea solicitado;

2. Brindar atención médica a la persona en crisis cuando sufra afecciones y/o condiciones que afecten su salud o arriesguen su vida;

3. En los casos de menores de 18 años, realizar un esfuerzo razonable por contactar al padre o madre con patria potestad o custodia o a su tutor legal;

4. En los casos de personas en crisis de 18 años o más, realizar un esfuerzo razonable por contactar al familiar más cercano, contacto de emergencia o a su tutor legal, de ser necesario solicitar una orden de aprehensión y detención temporera bajo la Ley 408 y/o Ley 67 o si manifiesta intensiones suicidas o de automutilarse;

5. Tramitar las órdenes de aprehensión y detención temporera bajo la Ley 408 y/o Ley 67, y/o servir de testigos ante el tribunal, en los casos que amerite;

6. Mantener un registro de los incidentes de crisis de salud mental que le sean notificados y/o intervenga;

7. Ofrecer servicios de seguimiento voluntario a la persona en crisis.

D. División de Seguridad y Manejo de Riesgos

1. Acudir al ser alertados sobre o presenciar una crisis de salud mental;

2. Requerir los detalles de la crisis de salud mental y la información pertinente sobre la persona en crisis;

3. Notificar a su Supervisor de Área o al Coordinador de Campo, así como al personal de los Componentes y demás funcionarios que le asistirán en el manejo de la crisis de salud mental;

4. Coordinar la transportación de los funcionarios de los Componentes a los que solicite asistencia en el manejo de la crisis de salud mental;

5. Alertar a las autoridades policiales estatales y/o municipales, al cuerpo de bomberos u otras agencias con injerencia, de ser necesario;

6. Asistir a los demás Componentes en la estabilización de la persona en crisis;

7. Velar por la seguridad de la persona en crisis, de las demás personas en las inmediaciones y de la propiedad;

8. En los casos en los que sus empleados hayan presenciado el estado de la persona en crisis, deben acudir al tribunal cuando sea necesario solicitar una orden de aprehensión y detención temporera bajo la Ley 408 y/o Ley 67;

9. Informar a la persona en crisis sobre los servicios de seguimiento voluntario que ofrecen los demás Componentes.

E. Empleados del Recinto

1. Notificar a la División de Seguridad y Manejo de Riesgos cuando son alertados de, o presencian una crisis de salud mental. 

F. Programa de Ayuda al Empleado

1. Asistir a los demás Componentes en el manejo de una crisis de salud mental de algún empleado;

2. Realizar un esfuerzo razonable por contactar al familiar más cercano, contacto de emergencia o al tutor legal de la persona en crisis, de ser necesario solicitar una orden de aprehensión y detención temporera bajo la Ley 408 y/o Ley 67 o si manifiesta intensiones suicidas o de automutilarse;

3. Tramitar las órdenes de aprehensión y detención temporera bajo la Ley 408 y/o Ley 67, y/o servir de testigos ante el tribunal, en los casos que amerite;

4. Mantener un registro de los incidentes de crisis de salud mental que le sean notificados y/o intervenga;

5. Ofrecer servicios de seguimiento voluntario a la persona en crisis para facilitar su reintegración a la universidad. 

V. PROCEDIMIENTO

A. Aspectos Generales

1. Componentes designados para atender una crisis de salud mental

Las siguientes unidades del Recinto constituyen los principales Componentes responsables del manejo de una crisis de salud mental,  según se desarrolle la misma: 

a. División de Seguridad y Manejo de Riesgos (DSMR)

b. Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil (DCODE)

c. Programa de Ayuda al Empleado (PAE) 

d. Departamento de Servicios Médicos (DSM) 

2. Principio de asistencia mutua entre Componentes

Ante una crisis de salud mental, los Componentes se prestarán asistencia mutua, de forma cooperativa, siempre que sea necesario, en el interés de velar por el bienestar de la persona en crisis.  Cada Componente determinará cómo su participación en cada caso puede ayudar a los demás Componentes a estabilizar y asistir a la persona en crisis de la forma más eficiente posible. Dicha cooperación puede ir más allá de las responsabilidades contenidas en este protocolo, siempre y cuando redunde en el mejor bienestar de la persona en crisis.  Cuando una persona en crisis haya sido atendida previamente por un empleado de alguno de los Componentes especificados en la sección anterior, éste se hará disponible para trabajar cooperativamente con los otros Componentes, siempre que su presencia y/o conocimiento del caso agilicen la prestación de servicios, por su capacidad de asesorar y de hacer el proceso uno más cómodo y confiable para la persona en crisis.

3. ¿Cómo identificar a una persona en crisis?

A modo de guía, se entiende que un individuo atraviesa una crisis de salud mental  cuando exhibe alguna de las siguientes conductas:

a. intente causar daño físico inmediato a sí mismo, a otros o a la propiedad;

b. haya manifestado amenazas que fundamenten anticipar el mismo resultado;

c. manifiesta conducta que podría deteriorarse sustancialmente si no se le ofrece a tiempo el tratamiento adecuado.

B. Manejo de una crisis de salud mental

1. Notificación de una crisis de salud mental a la División de Seguridad y Manejo de Riesgos

Cualquier miembro de la comunidad universitaria que identifique a una persona en crisis podrá alertar de la misma a la División de Seguridad y Manejo de Riesgos o a cualquier empleado del Recinto.  Todo empleado del Recinto tendrá el deber de notificar a la División de Seguridad y Manejo de Riesgos, a la brevedad posible, si es alertado de, o si presencia una crisis de salud mental.  

Podrá utilizar alguno de los siguientes medios para la notificación:

a. activar un Teléfono de Emergencia del Recinto;

b. alertar personalmente a un Oficial de Seguridad cercano al área; o

c. llamar a las extensiones 2020, 3131, o 3535.

La persona que identifique que hay una persona en crisis, puede aguardar en las inmediaciones, en un lugar en donde no se vea amenazada su seguridad, hasta tanto llegue el personal de la División de Seguridad y Manejo de Riesgos.

2. Datos iniciales que procurará la División de Seguridad y Manejo de Riesgos

El Retén o el Oficial de Seguridad alertado, procurará los siguientes datos, cuando sea razonablemente posible:

a. el lugar exacto donde se encuentra la persona en crisis;

b. una descripción de la conducta que está exhibiendo;

c. el nombre de la persona en crisis, si es conocido, o cualquier otro dato que pueda ayudar a identificarla (e.g., si es estudiante, empleado del Recinto o visitante);

d. el nombre, puesto de trabajo (si es empleado del Recinto) y un número de contacto de la persona que identificó a la persona en crisis.

3. Protección de la confidencialidad 

Al intervenir en una crisis de salud mental, los empleados del Recinto utilizarán el código “PC”, abreviación de “persona en crisis”, al referirse a ella durante el llamado de intervención, al igual que en todas las comunicaciones internas del Recinto que estén relacionadas, para salvaguardar su confidencialidad.  Sin embargo, de ser necesario para cumplir con las disposiciones de este protocolo, los Componentes podrán divulgar la verdadera identidad de la persona en crisis a otros individuos o a las autoridades que estén razonablemente capacitadas para prevenir o minimizar una amenaza seria e inminente a la seguridad de la persona en crisis o de otros individuos, de conformidad con los requisitos de la Ley 408 y/o la sección 164.512 (j) de la HIPAA Administrative Simplification Regulation.2

4. Respuesta inicial de la División de Seguridad y Manejo de Riesgos

Tras ser alertados de un incidente de crisis de salud mental, el Retén o el Oficial de Seguridad procederá a: 

a. Notificar el incidente a su Supervisor de Área, y/o al Coordinador de Campo de la División de Seguridad y Manejo de Riesgos;

b. Notificar a los Oficiales de Seguridad destacados en el área del incidente para que acudan a intervenir;

c. Notificar al personal de los demás Componentes (Sección V.A.1) que esté disponible en ese momento para asistir en la estabilización de la persona en crisis; 

d. Coordinar la transportación del personal de los Componentes a los que solicite asistencia para la intervención con la persona en crisis al lugar del incidente;

e. En los casos que aplique, realizará también los trámites y/o notificaciones dispuestas en la Sección V.B.10.

5. Estabilización de la persona en crisis

Cuando el personal de la División de Seguridad y Manejo de Riesgos llegue al lugar del incidente:

a. Si la PC se ha estabilizado, los Oficiales de Seguridad procederán según se indica en la Sección V.B.4 de este protocolo.

b. Si la PC no se ha estabilizado, los Oficiales de Seguridad procederán a:

i. colaborar en la estabilización de la persona en crisis junto al personal de los demás Componentes;

ii. velar por la seguridad de la persona en crisis de las personas que se encuentren en las inmediaciones y de la propiedad;

iii. si la persona en crisis requiere atención médica por sufrir afecciones o condiciones que arriesguen su vida, contactarán al Departamento de Servicios Médicos del Recinto y/o intentarán trasladar a la persona en crisis a dichas facilidades;

iv. de ello ser necesario, alertarán mediante el Sistema 911 a las autoridades policiacas gubernamentales con injerencia. 

6. Seguimiento tras la estabilización de la persona en crisis

Una vez se estabilice la persona en crisis, el Oficial de Seguridad:

a. entrevistará a la persona en crisis, si ésta accede, e indagará:

i. si es un estudiante, un empleado del Recinto o un visitante; 

ii. su edad; 

iii. si es un estudiante internacional; y/o

iv. si es un veterano de las fuerzas armadas.

b. ofrecerá a la persona en crisis la información de contacto del Componente que podrá ofrecerle servicios de seguimiento voluntarios, según se explica en tabla a continuación:

PERSONA EN CRISIS

COMPONENTE

Empleado:

  • Programa de Ayuda al Empleado

Estudiante del Recinto:

  • Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil

Estudiante de la Escuela Secundaria de la Universidad de Puerto Rico:

  • Consejeros de la Escuela Secundaria de la Universidad de Puerto Rico
  • Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil (interinamente, de no localizarse un Consejero de la Escuela Secundaria de la Universidad de Puerto Rico)

Si la PC requiriese atención médica:

  • Departamento de Servicios Médicos

7. Notificación a familiares o encargados de la persona en crisis

a. Cuando la persona en crisis sea menor de 18 años

Si durante la intervención inicial o en la entrevista posteriorlos Componentes identifican que la persona en crisis es menor de 18 años, éstos realizarán las gestiones razonables para localizar a su padre y/o madre con patria potestad o custodia, o a su tutor legal.  En caso de no localizarse al padre, madre o tutor legal del menor, se notificará del incidente al Departamento de la Familia mediante el Sistema 911.

b. Cuando la persona en crisis tenga 18 años o más

Si los Componentes identifican que la persona en crisis tiene 18 años o más, como regla general, solo podrán contactar a los familiares, persona contacto o tutor legal de ésta, si obtienen su consentimiento para ello.  

A modo de excepción, los Componentes deberán realizar las gestiones razonables para contactar al familiar más cercano de la persona en crisis, persona contacto designada para casos de emergencias (contacto de emergencias), o a su tutor legal:

 i. si ésta les comunica su intención de cometer suicidio o automutilarse; o 

ii. en los casos que sea necesario solicitar una orden de aprehensión y detención temporera, según las Secciones V.B.8 y V.B.9.

Al contactar a los familiares, contacto de emergencia o al tutor legal de la persona en crisis, los Componentes deberán:

i. corroborar su identidad antes de proveer cualquier información;

ii. divulgar la información mínima necesaria, en protección de la confidencialidad de la persona en crisis y para evitar alarmar a sus familiares, contacto de emergencia o tutor legal.

Los padres o el tutor legal de la persona en crisis podrán asistir o servir de apoyo en la coordinación de servicios externos de salud para ésta.

8. Medidas de intervención adicionales

Si los Componentes del Recinto no logran estabilizar a la persona en crisis, o si ésta presentara signos de que su condición mental pudiese deteriorarse sustancialmente de no ofrecérsele el tratamiento adecuado a tiempo, recomendarán que acuda a una institución psiquiátrica o a una sala de servicios médicos de emergencia (en caso de sufrir también de una lesión corporal), para una evaluación.

Si la persona en crisis accede voluntariamente a ser evaluada en una institución psiquiátrica o en una sala de servicios médicos de emergencia, los Componentes coordinarán su traslado.  En los casos en los que se identifique que la persona en crisis es Veterano, los Componentes procederán según la Sección V.B.10.

Si la persona en crisis se niega o no puede consentir a ser trasladada a una institución psiquiátrica o a una sala de servicios médicos de emergencia para una evaluación, se deberá tramitar una orden de aprehensión y detención temporera, al amparo del Artículo 4.13 de la Ley 408 y/o de la Ley 67 y en cumplimiento con el inciso (p) del Artículo 4 de la Carta de Derechos de las Personas con Impedimentos.3

9. Solicitud de orden de aprehensión y detención temporera

a. Si se cree o se identifica que la persona en crisis es un estudiante

i. Los Componentes harán un esfuerzo razonable por contactar a los padres, familiares cercanos o al tutor legal de la persona en crisis (teniendo en cuenta lo dispuesto en la Sección V.B.7 de este protocolo) y les asesorarán sobre la necesidad de acudir al tribunal a solicitar una orden de aprehensión y detención temporera. El personal de los Componentes que haya presenciado la conducta de la persona en crisis, deberá asistir a los familiares o al tutor legal de la persona en crisis y se hará disponible para acudir al tribunal y testificar sobre los hechos percibidos.  Podrán asistirles, también, cualesquiera otros testigos de la conducta de la persona en crisis que deseen acudir al tribunal voluntariamente.

ii. De no localizarse a los padres, familiares cercanospresenciado la conducta de la persona en crisis se hará disponible para acudir al tribunal y testificar sobre los hechos percibidos.  P cualesquiera otros testigos de la conducta de la persona en crisis que deseen acudir al tribunal voluntariamente.

b. Si se cree o se identifica que la persona en crisis es empleado

i. Los Componentes harán un esfuerzo razonable por notificar al contacto de emergencias o al familiar más cercanos de la persona en crisis (teniendo en cuenta lo dispuesto en la Sección V.B.7 de este protocolo) y les asesorarán sobre la necesidad de acudir al tribunal a solicitar una orden de aprehensión y detención temporera. El personal de los Componentes que haya presenciado la conducta de la persona en crisis, deberá asistir a los familiares o al contacto de emergencia de la persona en crisis y se hará disponible para acudir al tribunal y testificar sobre los hechos percibidos.  Podrán asistirles, también, cualesquiera otros testigos de la conducta de la persona en crisis que deseen acudir al tribunal voluntariamente.

ii. De no localizarse a los familiares cercanos o al contacto de emergencia de la persona en crisis, o si, debido a la condición de la persona en crisis, no es recomendable esperar a que éstos llegue al Recinto, el personal del Programa de Ayuda al Empleado podrá solicitar la orden de aprehensión y detención temporera. El personal de los demás Componentes que haya presenciado la conducta de la persona en crisis se hará disponible para acudir al tribunal y testificar sobre los hechos percibidos.  Podrán solicitar la asistencia en dicha encomienda de un Asesor Legal y de cualesquiera otros testigos de la conducta de la persona en crisis que deseen acudir al tribunal voluntariamente.

10. Trámites y notificaciones en casos particulares

Si durante la intervención se logra identificar adecuadamente a la persona en crisis, los Componentes realizarán los trámites y notificaciones adicionales correspondientes:

 

PERSONA EN CRISIS

TRÁMITE

Estudiantes del Programa de Estudios Internacionales e Intercambio:

Notificar a los siguientes funcionarios para que colaboren en la intervención:

        • Decano Asociado de Estudiantes
        • Coordinador de la Oficina de Movilidad Internacional 

Estudiantes de las residencias de la universidad:

Notificar a los siguientes funcionarios para que colaboren en la intervención:

        • Director de las Residencias y/o al Director Auxiliar
        • Decano de Servicios al Estudiante
        • Decano Asociado de Estudiantes

Estudiantes o empleados veteranos:

Si la persona en crisis accede, los componentes podrán tramitar su traslado al Hospital del Veteranos para la evaluación psiquiátrica y/o la evaluación inicial que corresponda. 

Si la persona en crisis no accede o no puede consentir al traslado, los Componentes solicitarán una orden de  aprehensión y detención temporera según se dispone en la Sección V.B.8 y la Sección V.B.9 y tramitarán su traslado a otra institución hospitalaria.

Visitantes:

La División de Seguridad y Manejo de Riesgos contactará al Sistema 911.  No obstante, podrán solicitar la asistencia de los demás Componentes (Sección V.A.1) para manejar la situación en lo que llegan los servicios externos.  

11. Crisis de salud mental fuera de horas laborables

Deberán intervenir, cuando les sea requerido, aquellos funcionarios universitarios que, por la naturaleza del puesto que ocupan, pueden ser llamados a ofrecer servicios fuera de su horario regular de trabajo.  Los siguientes funcionarios estarán disponibles para atender una crisis de salud mental a cualquier hora:

a. Director de la División de Seguridad y Manejo de Riesgos;

b. Director de la Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil;

c. Decano de Estudiantes;

d. Decano de Administración;

e. Procurador Estudiantil;

f. Director del Departamento de Servicios Médicos; y

g. cualquier otro funcionario designado por la Autoridad Nominadora para dichos fines. 

 

En el horario nocturno, los fines de semana y días feriados, el personal de la División de Seguridad y Manejo de Riesgos que intervenga en una crisis de salud mental, solicitará la asistencia de los funcionarios arriba indicados, para estabilizar y atender las necesidades de la persona en crisis. 

Cuando se requiera solicitar una orden de aprehensión y detención temporera para trasladar la persona en crisis a unainstitución psiquiátrica o a una sala de servicios médicos de emergencia (véase, Sección V.B.8), el personal de la División de Seguridad y Manejo de Riesgos procederá, en la medida razonable, según dispuesto en la Sección V.B.9.  

De ser necesario, el personal de la División de Seguridad y Manejo de Riesgos podrá contactar al Sistema 911, de requerir la asistencia de lasautoridades policiacas estatales y/o municipales, el cuerpo de bomberos, u otras agencias gubernamentales con injerencia. 

12. Registro de incidentes de crisis de salud mental

Los Componentes (Sección V.A.1) mantendrán un registro de los incidentes de crisis de salud mental que le sean notificados y/o hayan intervenido.  La data estadística de dicho registro podrá ser utilizada por el Comité Evaluador (Sección V.C.1) para adelantar los fines de este protocolo.  Sin embargo, los Componentes protegerán la identidad y la información confidencial de las persona en crisis en todo momento.

13. Divulgación de información confidencial luego de una crisis de salud mental  

Una vez finalizada la crisis de salud mental, como norma general, no se divulgará la identidad de la persona en crisis, a terceros, sin que ésta lo autorice previamente, por escrito.

Toda solicitud de divulgación de información confidencial de una persona en crisis será tramitada a través del Oficial de Privacidad y Confidencialidad del Recinto, conforme dispone la Política de la Universidad de Puerto Rico Sobre el Manejo de la Información Médica Confidencial, Carta Circular, Presidente UPR, 9 de febrero de 2004. 

Toda información confidencial de una persona en crisis divulgada a terceros estará acompañada por una aseveración que indique que la misma está protegida por las leyes y reglamentos de confidencialidad aplicables, tanto Federales como Estatales, y que se prohíbe a la persona que recibe dicha información el divulgarla a terceros.

C. Evaluación y revisión del Protocolo

1. Comité Evaluador

La Autoridad Nominadora designará un Comité Evaluador, compuesto por un representante de cada Componente. Éste se encargará de analizar la implementación, efectividad y eficiencia de este protocolo.  Las labores del Comité serán coordinadas por el representante de la División de Seguridad y Manejo de Riesgos.  El Comité Evaluador podrá, en el descargo de sus deberes, consultar con otros funcionarios del Recinto cuyo puesto y/o peritaje les asista en adelantar los fines de este protocolo.

2. Evaluación tras una crisis de salud mental

Luego de una intervención en una crisis de salud mental, el Comité Evaluador se reunirá para verificar que en la misma se haya cumplido con las disposiciones de este protocolo.  Completarán el Cuestionario de Evaluación del Protocolo para la Intervención en Crisis de Salud Mental (Apéndice 2), para evaluar si el protocolo cumplió con su objetivo y prepararán un informe consignando sus observaciones.

3. Revisión periódica del protocolo

El Comité Evaluador se reunirá cada semestre, a partir de la fecha en que entre en vigor este protocolo, para evaluar el mismo en la práctica. Tramitarán la autorización de la Autoridad Nominadora para llevar a cabo un simulacro de crisis de salud mental (VéaseApéndice 3).  Dicho simulacro, en adición a las experiencias de cada semestre, servirá para refinar las estrategias aquí dispuestas.  El Comité Evaluador podrá recomendar las modificaciones que se estimen pertinentes para lograr la mayor efectividad y eficiencia del protocolo.

4. Adiestramiento de los Componentes

El Recinto brindará adiestramiento al personal de los Componentes llamados a intervenir, para capacitarlos en el manejo adecuado de una crisis de salud mental.  La coordinación de los adiestramientos será tramitada por el Comité Evaluador, quienes podrán solicitar la colaboración de otros recursos o unidades del Recinto.  El Comité también gestionará actividades de educación y adiestramiento sobre el protocolo para beneficio de toda la comunidad universitaria.

D. Derogación

Se deroga el antiguo Protocolo del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico para la Intervención con Personas en Crisis de Salud Mental, aprobado el 2 de Febrero de 2010, por la Dra. Ana R. Guadalupe. 

E. Vigencia

Este protocolo entrará en vigor inmediatamente luego de su aprobación.

VI. PREGUNTAS FRECUENTES

1. ¿Cómo puedo saber que una persona requiere intervención inmediata por atravesar una crisis de salud mental?

Algunos de los signos o síntomas de que una persona puede estar atravesando una crisis de salud mental que requiere atención inmediata son:

      1. amenaza o expresa deseos de suicidarse;
      2. manifiesta conducta violenta;
      3. amenaza con hacerle daño a otra persona;
      4. aparenta haber ingerido una sustancia cuya cantidad y efecto se desconocen;
      5. amenaza con hacerse daño a sí mismo o se produce algún tipo de daño físico severo; y/o,
      6. aparenta estar bajo los efectos de alcohol o drogas.

2. ¿Qué hago si veo una persona que aparenta, pero no estoy seguro si está en una crisis de salud mental?

Se recomienda llamar a la División de Seguridad y Manejo de Riesgos a las extensiones 2020, 3131 o 3535 para notificarles sobre la situación y así estén alertas, en caso de que fuera necesaria su intervención.

3. ¿Qué hago si veo una persona que aparenta, pero no estoy seguro si está es una crisis de salud mental?

Si es un estudiante, recomiéndale buscar ayuda profesional en el Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil o en la comunidad externa. En el Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil hay profesionales de la salud mental que ofrecen servicios gratuitos para estudiantes matriculados en el Recinto. Puedes llamar a la extensión 5683 o 5684 o acompañarlo a la recepción del Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil en el Edificio Carlota Matienzo para coordinarle una cita. También puedes llamar al Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil para consultar con un profesional de ayuda cómo manejar la situación si el estudiante se niega a ser referido al Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil.

Si es un empleado/a, recomiéndale buscar ayuda profesional en el Programa de Ayuda al Empleado adscrito a de la Oficina de Recursos Humanos llamando a las extensiones 84406, 84417 y/o 84407 para cualquier consulta con un profesional de ayuda o visitar al Programa de Ayuda al Empleado, el cual está ubicado en la Torre Sur de Plaza Universitaria, Tercer Piso. También, puede recomendar que solicite ayuda de algún proveedor de su plan médico.

Es importante que sepas que existe la siguiente línea de crisis las 24 horas: Programa de Ayuda Psicosocial (PAS) ASSMCA 1-800-981-0023 y que cualquier persona puede llamar cuando está en crisis. Puede llamar para obtener orientación de qué hacer o cómo ayudar a  una persona en crisis o con problemas de salud mental.

VII. NORMATIVA LEGAL Y/O INSTITUCIONAL APLICABLE

    • Código de Salud Mental de Puerto Rico, Ley Núm. 408-2000, según enmendada, 24 LPRA §§ 6152-6166g.
    • Ley para la Seguridad, Bienestar y Protección de Menores, Ley Núm. 246- 2011, 8 LPRA §§ 1101-1206.
    • Ley de la Administración de Servicios de Salud Mental y contra la Adicción, Ley Núm. 67 de 7 de agosto de 1993, según enmendada, 3 LPRA §§ 402-402s.
    • Carta de Derechos de las Personas con Impedimentos, Ley Núm. 238-2004, según enmendada, 1 LPRA §§ 512-512m.
    • Health Insurance Portability and Accountability Act, Public Law 104–191 (1996).
    • HIPAA Administrative Simplification Regulation, 45 CFR §§ 160, 162 & 164 (2013).

VIII. OTRAS POLÍTICAS O PROCEDIMIENTOS RELACIONALDOS

    • Política de Privacidad y Confidencialidad Respecto a Información de Salud de los Pacientes Atendidos en Nuestro Departamento de Servicios Médicos, Carta Circular, Rectora UPRRP, 5 de septiembre de 2003.
    • Política de la Universidad de Puerto Rico Sobre el Manejo de la Información Médica Confidencial, Carta Circular, Presidente UPR, 9 de febrero de 2004.

IX. HISTORIAL

    • Protocolo del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico para la Intervención con Personas en Crisis de Salud Mental, 2 de Febrero de 2010, Rectora Ana R. Guadalupe, Ph. D.

    • Protocolo para la Intervención en Crisis de Salud Mental en el Recinto, 21 de enero de 2014, Ethel Ríos Orlandi, M. Sc., Ph. D.

X. APÉNDICES, FORMULARIOS Y ENLACES

 Apéndice 1- Flujograma de Intervención en Crisis de Salud Mental

Flujograma CSM

Apéndice 2- Cuestionario de evaluación sobre el manejo del nuevo Protocolo para la Intervención en Crisis de Salud Mental

Apendice 2

Apendice 2.1

Apendice 2.2

Apendice 2.3

Apendice 2.4

Apendice 2.5

Apéndice 3- Simulacro del Paciente en Crisis de Salud Mental

Apendice 3.1

Apendice 3.2

Apendice 3.3

Apendice 3.4

Apendice 3.5

XI. CONTACTOS

Contactos paint

 2014.01.21 - Protocolo para la Intervención en Crisis de Salud Mental versión aprobada - para plataforma Page 34

 


Notas: 

 

1. Reglamento Núm. 6479 del 25 de junio de 2002, según enmendado.

2. "Uses and disclosures to avert a serious threat to health or safety: (1) Permitted disclosures. A covered entity may, consistent with applicable law and standards of ethical conduct, use or disclose protected health information, if the covered entity, in good faith, believes the use or disclosure: (i)(A) Is necessary to prevent or lessen a serious and imminent threat to the health or safety of a person or the public; and (B) Is to a person or persons reasonably able to prevent or lessen the threat, including the target of the threat; or (ii) Is necessary for law enforcement authorities to identify or apprehend an individual: (A) Because of a statement by an individual admitting participation in a violent crime that the covered entity reasonably believes may have caused serious physical harm to the victim; or (B) Where it appears from all the circumstances that the individual has escaped from a correctional institution or from lawful custody..." 45 CFR § 164.512 (j) (2013).

3. "Toda persona con impedimentos tendrá derecho a: [...] (p) No ser objeto de restricción involuntaria en hospital, hogar sustituto o residencial a menos que exista una orden médica o legal que así lo disponga o que sea necesario por razón de mediar un estado de emergencia para evitar lesiones infligidas a si misma o a otros, con sujeción a la legislación o jurisprudencia vigente". 1 LPRA §512a.

Visto 3452 veces
Valora este artículo
(1 Voto)